GOBIERNO FIRMA CONVENIOS PARA FORTALECER ATENCIÓN A GRUPOS VULNERABLES

Tercera edad, discapacitados y personas en riesgo social serán beneficiados a través de diferentes programas.
Tegucigalpa, 4 de julio. El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández suscribió hoy una serie de convenios con los que articulará los esfuerzos para crear mejores condiciones de vida para grupos vulnerables del país, entre ellos el adulto mayor, los menores en riesgo social y las personas con discapacidad.

La firma de los documentos busca crear las alianzas estratégicas que fortalezcan el apoyo que ya se brinda a esos sectores de la sociedad, pero que requiere seguirse implementando con mayor énfasis para seguir cambiando las vidas de un mayor número de personas.

La suscripción de los convenios fue realizada por la primera dama, Ana García de Hernández, alcaldes, representantes de organizaciones no gubernamentales y las viceministras de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), Doris Mendoza y Lizzi Matute Cano, en representación del ministro Reinaldo Sánchez.

El primer convenio firmado es el referente al fortalecimiento de los Centros de Cuidado Diurnos del Adulto Mayor (Ce-Cuidam), en el cual se involucran 13 jefes edilicios que procurarán dar mayores beneficios a la tercera edad.

El segundo documento fue firmado con organizaciones no gubernamentales que se dedican a la atención de personas con capacidades especiales y un tercero para beneficiar a los centros de atención a niños en riesgo social.

De esa manera, los alcaldes firmantes y las organizaciones desempeñarán un papel trascendental, al ejecutar las acciones que lleven a cumplir cada requerimiento, mientras que el Gobierno, a través de la Sedis, será el brazo que brindará el apoyo económico y técnico.

Los Ce-Cuidam benefician a los pobladores de la tercera edad de municipios como Campamento, Olancho; Teupasenti, El Paraíso; San Vicente, Santa Bárbara; Goascorán, Valle; El Porvenir, La Masica, Esparta, Arizona y San Francisco en Atlántida; La Unión, en Lempira; y Trinidad y San José, en Copán.

Esos centros ponen a disposición de las personas de la tercera edad que se encuentran en pobreza extrema, riesgo social o vulnerabilidad, una red de beneficios para mejorar su calidad de vida y están diseñados para ofrecer servicios de atención integral, basados en los enfoques de salud física, mental y social de los beneficiarios.

El Gobierno emprende este tipo de acciones para unificar esfuerzos que lleven a cumplir las metas y acciones ya planteadas en la materia de protección social a estos sectores.

García de Hernández manifestó que el Gobierno no puede hacerlo todo, por lo que “necesitamos trabajar de la mano con diferentes actores de la sociedad, porque al final Honduras no es de una sola persona, es de cada uno de nosotros y cada uno desde su esfera puede poner un granito de arena para mejorar las condiciones de este hermoso país”.

“A mí me gusta soñar en grande, me gustaría que como país en los próximos tres años tengamos una cobertura total, en cada uno de los municipios”, dijo la esposa del mandatario al dirigirse a los alcaldes, y destacó el fuerte compromiso con las personas con discapacidad a través del Programa Honduras para Todos.

Destacó además que el compromiso también permanece vigente para los menores en riesgo social y manifestó que se seguirá trabajando con muchas instituciones que de manera desinteresada apoyan este sector.

Por su parte, la viceministra Mendoza destacó y agradeció el apoyo que brindan una serie de organizaciones para beneficiar a los sectores vulnerables.